LA HOJA DE ABRIL

29 de abril de 2016


Doble indemnización. Realidad y proyecto de ley:

Es noticia en estos días la decisión de los legisladores de la oposición al Poder Ejecutivo de avanzar en el estudio y sanción de un proyecto de ley que restrinja o "prohíba" los despidos.

Si bien en los medios de comunicación se hace referencia a dos proyectos, uno originado en el Senado y otro en Diputados, lo cierto es que la información oficial del Congreso de la Nación sólo tiene inicio y tratamiento parlamentario el originado en el Senado.


Se trata del proyecto S-1078/16 de 6 artículos donde:
• Se declara la emergencia pública en materia ocupacional por el término de 180 días en todo el territorio nacional. Su entrada en vigencia será desde su publicación en el Boletín Oficial- art. 1- (no retroactivamente como algunos legisladores dejaron trascender);
• Se prohíben los despidos o suspensiones por 180 días tanto en el sector público como privado (es una novedad respecto de la sancionada en el año 2002 al incluir al sector público dentro del ámbito de aplicación de la norma). El propio proyecto establece que esta prohibición resulta aplicable cualquiera sea la modalidad contractual y cualquiera sea la fecha de ingreso, es decir que aún aquellos ingresados luego de su entrada en vigencia verían protegido su contrato de trabajo quedando así derogado el período de prueba mientras dure su vigencia.
• En la hipótesis de tener que suspender o despedir, se deberá contar con la previa autorización expresa de la Autoridad de Aplicación en cada jurisdicción- Art. 3-
• Se crea una Comisión Bicameral de la Emergencia Ocupacional por 180 días para promover en conjunto políticas públicas de protección del trabajo y de promoción de la generación de nuevos trabajos.- art. 4-
• La norma es de orden público, es decir, que no puede ser dejada sin efecto por acuerdo de partes –Art. 5-

Crecimiento del empleo entre 2004 y 2014:

Según datos del Ministerio de Trabajo sobre los puestos de trabajo registrados por las empresas privadas entre los años 2004 y 2014 se observa que:

• Se crearon 10 millones de nuevos puestos de trabajo;
• En el mismo periodo, se destruyeron 8 millones de puestos de trabajo existentes.
• Esto significa que el crecimiento neto del empleo asalariado privado formal fue de 2 millones de puestos de trabajo.


Estos datos indican que el crecimiento neto de empleos es marginal con relación a los enormes flujos de creación y destrucción de puesto de trabajo. Entre los años 2004 y 2014 el aumento neto de empleos fue importante ya que alcanzó a unos 2 millones en una década. Pero esto se logró gracias a la creación de 10 millones de nuevos puestos de trabajo que permitieron más que compensar la destrucción de 8 millones de empleos ocurridos en la última década. Esta alta destrucción de empleos se dio incluso con la prohibición de despedir y la doble indemnización que rigió entre el 2002 y el 2007.


Descargar: